© 2020 Sejescar

  • Black LinkedIn Icon
Buscar
  • Carolina Casas

Se acabaron las Vacaciones

Actualizado: 5 de sep de 2019

Llegó Septiembre y con él, como dirían los Guns N’Roses,” Welcome To The Jungle”.

Vuelven los horarios, el trabajo, el cole, las obligaciones,…notamos cómo nos invade la ansiedad, el agobio, la fatiga… ¡Hello! el “síndrome postvacacional” llama a tu puerta. Pero… ¿se puede superar, se puede volver al trabajo con buen ánimo y buen humor?

Yes We Can.

Si hay una cosa que podemos controlar es nuestra actitud hacia lo que nos rodea, la vuelta al trabajo será más llevadera si nos centramos en ella.

“Una persona feliz no tiene un determinado conjunto de circunstancias, sino un conjunto de actitudes” – Hugh Downs


Actitud Positiva

Enfréntate a la realidad con buen humor. Acepta el hecho de que ya descansaste y ahora, toca trabajar. No te molestes por algo que sabes que va a suceder. Piensa que mucha gente no tiene un trabajo al que volver y que también, vuelves a ver a tus amigos y compañeros con los que compartes las risas en los descansos.

Afronta tu responsabilidad, haz tu trabajo lo mejor posible con una sonrisa. Sonriendo serás más feliz y crearás un mejor ambiente de trabajo.


Recupera tus horarios

Controlar nuestra actitud es más sencillo si estamos descansados. Al igual que los escolares, intenta prepararte para el terrible sonido del despertador. Unos días antes, intenta recuperar poco a poco tus horarios habituales de descanso, para que la vuelta no sea un trauma y nos durmamos por las esquinas.

El día no es sólo trabajo

Tómate tiempo para ti. Ese libro que dejaste a medio leer, esa serie que te tiene en ascuas, tus clases de dibujo, sal a correr, montar en bici, practica pádel, aikido….haz deporte. Si lo tuyo es el agua, no dejes que solo sea en verano, acércate a tu piscina cubierta más cercana. Te ayudará a romper con la monotonía del trabajo y ganarás en energía y salud.

Con Calma

No es sólo la última canción del verano. Mira el primer día como un día más, intentando no pensar en lo duro que es. Tómate tiempo para ponerte al día, revisa las cosas que dejaste pendiente antes de irte. Después, organízate, retoma tu agenda y establece unos objetivos para la primera semana. Así irás recuperando el ritmo de trabajo.

Nuevos Objetivos

Deja de recrearte en las vacaciones pasadas, de nada sirve pensar en ello. Vive el presente, disfruta de cada día y planifica a corto plazo. Piensa en planes para este fin de semana, en qué hacer después de salir del trabajo… En los días festivos y fines de semana que tienes pendientes de disfrutar.

Por otro lado, el trabajo es una forma de realizarse como persona, sentirse útil y un proceso de aprendizaje constante. Márcate nuevas metas y proyectos, por pequeños que sean; acudirás a trabajar con la ilusión de quien persigue un sueño.

No pienses el trabajo como una obligación, trabajas para vivir y, entre otras cosas, para poder pagarte las vacaciones que acabas de disfrutar y disfrutarás.

Todo tiene su lado bueno, la clave es saber encontrarlo para sentirnos mejor.

Recuerda, ¡Lo importante es la actitud!

La vuelta es inevitable, y tú ¿cómo quieres hacerlo?



89 vistas